Pbx: +(057) 19370438 Móvil: 3118089270 - 3107962143 - 3503713426 info@logisticaenlinea.net

Michoacan, un estado ubicado en el sur de México, actualmente vive una importante aceleración económica por cuenta de las exportaciones de aguacate, una fruta que para este país dejó ganancias por 2.220 millones de dólares.

El aguacate ha sido la fruta sagrada para las exportaciones mexicanas y es llamada como ‘oro verde’ tras el déficit en la exportación de petróleo. Según la secretaría de Economía en México, las finanzas de los hidrocarburos tuvieron una caída de cerca de 13.163 millones de dólares en 2016. Esto también debido a la caída del precio del barril de petróleo –de 90 a 25 dólares-, lo que ha obligado a que México importe la gasolina en lugar de producirla.

Adicionalmente, este país centroamericano ha exportado la fruta a 31 naciones en todo el mundo, entre ellas Japón, Francia, Canadá, Holanda, China y Estados Unidos.

Este último país es el principal consumidor de la fruta de la cual México le vendió más de 770.000 toneladas en el 2016, de las que se consumieron unas 100.000 el pasado 5 de febrero de 2017 en el Super Bowl –la final del fútbol americano-, en forma de guacamole.

Sin embargo, México esta semana impuso una demanda ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), por las restricciones impuestas por Costa Rica.

Precisamente, en mayo del 2015 Costa Rica decidió prohibir la importación de aguacate mexicano de la variedad hass, al considerar que existe riesgo de que ingrese al país la plaga «Sunblotch» o mancha de sol.

Datos de la Cámara de Industria y Comercio México-Costa Rica (Cicomex), antes de la prohibición, señalaban que de las 15.000 toneladas anuales de aguacate hass que se consumían en Costa Rica, 12.000 provenían de México.